La tierra donde las melodías clásicas están íntimamente unidas a un cautivante mosaico de exquisitas pinturas, tejidos antiguos y artesanías, expresiones divinas de la danza, fascinantes festivales y brillantes esculturas, la India es un vibrante popurrí de arte y artesanía. Cada uno de sus estados y territorios vibra con sabores étnicos que se multiplican en cada rincón. Un país que brilla por su vitalidad y efervescencia.

Bien sea la preciosa y notablemente intrincada Bidriware, en Bidar, o la bella joyería meenakari con sus besos de rosa, en la ciudad de Agra, las raíces de estas artesanías se encuentran en lo más profundo de la historia. Mientras que los saris Kanjeevaram, hechos con seda densa de primera, tuvieron su humilde nacimiento durante el reino de los reyes Pallava (275 DC al 897 DC), se dice que los bordados chikankari de Lucknow son el legado de la emperatriz mogol, Nur Jahan, quien fue una aventajada exponente de este arte en siglo XVII.

Para saborear los matices del diverso gusto cultural indio, sumérgete en lo profundo de los archivos más inspiradores.

Redes sociales

Comparte tus momentos